El CAC celebra la aprobación de la Directiva europea de servicios de comunicación audiovisual

  • La norma incorpora los nuevos servicios audiovisuales por internet y supone un incremento de la protección contra los contenidos perjudiciales y el discurso del odio, especialmente para los menores, así como una previsión de un mínimo del 30% de producción europea en los catálogos de vídeo bajo demanda y la necesidad de su preeminencia
     
  • El presidente del CAC señala que urge una nueva ley audiovisual para adaptar lo antes posible la normativa a la nueva realidad digital

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) celebra la aprobación, hoy 6 de noviembre, de la revisión de la Directiva europea de servicios de comunicación audiovisual por parte del Parlamento Europeo. Esta decisión es el punto final del proceso legislativo de revisión de la directiva. Los países miembros deberán transponerla a sus respectivos ordenamientos jurídicos.

El presidente del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), Roger Loppacher, ha pedido una nueva ley audiovisual para adaptarla al nuevo entorno digital.

De este modo, según el presidente del CAC, Cataluña, como ya hizo con la aprobación de la Ley del año 2005, seguiría siendo pionera en la adaptación de la normativa audiovisual a la nueva realidad del sector y en la defensa de los derechos de los usuarios, y muy especialmente de los menores, en este nuevo entorno digital.

La nueva legislación comunitaria sobre medios audiovisuales se aplicará a radios y televisiones, así como a la televisión bajo demanda y a las plataformas de intercambio de vídeos, como Netflix, YouTube o Facebook, así como a las plataformas de intercambio de vídeos en streaming.

Las normas adoptadas supondrán un aumento de la protección de los menores para hacer frente a la violencia, al odio, al terrorismo y a la publicidad perjudicial. En concreto, las plataformas de intercambio de vídeo serán, a partir de ahora, responsables de reaccionar rápidamente cuando un contenido de riesgo sea denunciado como perjudicial.

La nueva legislación no incluye ningún sistema de filtrado previo de los contenidos que se suben a la red, pero, en cambio, las empresas deberán crear un sistema transparente y fácil de usar que permita a los usuarios denunciar los contenidos de riesgo.

La nueva Directiva incluye también una revisión de los límites publicitarios. Con la nueva norma, la publicidad podrá llegar hasta un máximo del 20% de la difusión en el periodo entre las 6 y las 18 horas, de modo que las empresas podrán tener flexibilidad para ajustar la publicidad.

Finalmente, y con vistas a apoyar la diversidad cultural del sector audiovisual europeo, la norma aprobada hoy establece que el 30% del catálogo de las plataformas de vídeos bajo demanda deberá ser de producción europea y deberá contar con preeminencia.

La legislación también incluye medidas relacionadas con la accesibilidad, la integridad de la señal de los radiodifusores, el fortalecimiento de las autoridades reguladoras y el impulso de la competencia.