El CAC pone en marcha una campaña con 20 expertos que reflexionan sobre qué hemos aprendido del uso de las pantallas durante el confinamiento

  • Expertos del ámbito educativo, médico, periodístico y tecnológico hacen un análisis positivo del uso de los dispositivos y señalan que modificarán la convivencia familiar y la forma de enseñar a los escolares, si bien hace falta más formación
     
  • El presidente del CAC, Roger Loppacher, considera que las pantallas nos han aportado muchos beneficios en el ámbito educativo, del teletrabajo, de la relación con familiares y amigos, o lúdico, pero ha pedido hacer un uso racional y acordado, y ser más críticos respecto a los contenidos  

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), de la mano de 20 personas expertas, ha reflexionado sobre cómo el uso intensivo de dispositivos electrónicos durante el confinamiento ha modificado la percepción que  teníamos de ellos. La opinión mayoritaria es que las tecnologías de la información y de la comunicación se están consolidando cada vez más en nuestras vidas y han sacudido de forma sustancial la convivencia familiar y la forma de enseñar a niños y jóvenes.

El análisis ha sido realizado en el marco del programa eduCAC y ha consistido en recoger las consideraciones de 20 psicólogos, sociólogos, educadores, pedagogos, periodistas y responsables de la Administración. El análisis Per sortir-ne més savis i sàvies pueden consultarse en el sitio web del programa eduCAC.

El presidente del CAC, Roger Loppacher, ha destacado que, durante el confinamiento, los dispositivos han permitido a la ciudadanía teletrabajar, estudiar a distancia, mantener la relación con familiares y amigos, y procurar ocio. “Pero junto a todos estos beneficios, también hemos descubierto que por las pantallas circulan contenidos perjudiciales, especialmente para los niños y adolescentes, así como contenidos que contribuyen a la desinformación”, ha dicho Loppacher, quien ha añadido: “Ante un contenido sospechoso, párate, piensa y verifica. Una premisa que creo que nos hará más críticos, más competentes y también más libres en este mundo cada vez más digital”.

      Experts educacCaptura del análisis Per sortir-ne més savis i sàvies.

Por su parte, Francesc Grau, profesor de la Universitat Oberta de Catalunya y autor de Tot el que heu de saber sobre internet abans que els vostres fills, ha dicho: “El confinamiento nos ha obligado a poner orden en la relación de padres, hijos y tecnología. La experiencia nos ha enseñado que cuando pasamos tiempo con nuestros hijos mientras hacen uso de la tecnología es mejor para ellos y para nosotros”.

La doctora en Sociología y especialista en Innovación Social Digital Liliana Arroyo ha afirmado: “Si hasta ahora tendíamos a demonizar los dispositivos y a quejarnos por la cantidad de horas que los jóvenes y los adolescentes les dedicaban, ahora hemos aprendido a mirarlos como ventanas al mundo”.

Desde un punto de vista sanitario, la doctora en Psicología y especialista en Psicología Clínica del Hospital Universitari de Bellvitge, Susana Jiménez, ha explicado: “Podemos reducir la exposición al móvil y probar a estar ratos sin pantallas. Las comprobaciones constantes de las redes sociales tienen un impacto negativo sobre nuestro estado emocional. Busquemos ratos de contacto con los amigos y actividades de ocio al aire libre”.

Cambios en la enseñanza

Un segundo apartado del análisis hace referencia a cómo ha cambiado la manera de enseñar a los niños y jóvenes. Ramon Barlam, profesor del Institut Cal Gravat (Manresa) y miembro del World Mobile City Project, ha señalado: “Con el confinamiento, en educación hemos avanzado especialmente en tres aspectos: en la evaluación del alumnado, donde ha quedado antiguo el concepto de notas sin feedback; en trabajo cooperativo entre los agentes, especialmente con los padres; y en educación emocional”. 

Un tercer apartado del análisis está vinculado con las fake news. El sentir mayoritario es que el confinamiento ha consolidado la confianza en los medios tradicionales y ha reforzado la idea que cada vez es más necesaria la educación en comunicación audiovisual, especialmente en relación con los medios basados en las nuevas tecnologías.

En línea con estas conclusiones, el decano del Col·legi de Periodistes de Catalunya, Joan Maria Morros, ha dicho: “Recomendemos que vayamos a aquellos medios de comunicación que nos dan plenas garantías y que respetan el código deontológico. Los que nos garantizan que lo que leemos, escuchamos y vemos tiene detrás el trabajo periodístico del contraste y la veracidad”.  

Además de los expertos mencionados, participan en la campaña Alba Ambròs, Jordi Bernabeu, Danae Boronat, Ramon Breu, David Bueno, Àngel Casajús, Ana G. Paredes, Susana Jiménez, Sara Malo, Francina Martí, Miquel Pagès, Miquel Àngel Prats, Jordi Rodon y Josep Maria Rue.

El programa eduCAC es una propuesta del CAC para fomentar la educación mediática. Se inició regularmente en el curso 2018-2019 y cuenta con la colaboración del Departamento de Enseñanza. Todo el material que se  ofrece en él es gratuito y se acompaña de una guía para el profesorado.

Los materiales eduCAC están estructurados en cuatro ámbitos: información, entretenimiento, publicidad y buenas prácticas, que pueden trabajarse en el ámbito teórico y también mediante la reflexión y el debate que aportan los itinerarios transversales (trabajo en valores sobre la perspectiva de género, la diversidad cultural y la identidad digital). La parte práctica se concreta a través de los proyectos de aula y también pueden encontrarse tutoriales para aprender a hacer una producción audiovisual.

Durante el confinamiento, el programa eduCAC ha registrado un 40% de nuevos usuarios y las páginas visualizadas en este periodo han crecido un 50%.